Posteado por: elaventurero28 | 22 noviembre, 2005

De Estella a Los Arcos

 

27 de marzo de 2005

 
Este día es domingo y salimos del Albergue siguiendo por la misma calle directos hacia la carretera de Logroño, pasando antes por delante del Palacio Real. El camino continúa recto por dicha calle hasta llegar a la carretera citada, donde se tuerce a la izquierda para dirigirse a IRACHE. Antes de llega a Irache encontramos las bondegas donde se halla la denmonida Fuente del Vino, sin embargo como era temprano y domingo todavía no salía vino de uno de los grifos, sólo funcioanba el del agua. Allí se halla incluso una cámara web, a la que seguramente se puede acceder por Internet y ver dicha fuente. Metros más tarde a la izquierda se encuentra el Monastaerio de Nuestra Señora de la Real de Irache. Lo visité en el año 1994 con mi hermano Javier, pero hoy estaba cerrado, ya que era demasiado pronto.
Se continúa hacia delante en giro a la izquierda – aunque también hay otra alternativa a la derecha-. El Camino continúa en dirección a AZQUETA, a la que se accede después de un ascenso no muy pronunciado. En  esta población vive Pablito, un señor que suele entregar bordones o palos a los peregrinso para que caminen mejor e incluso les da consejos. A la entrada del pueblo, a su izquierda, me paro en una plaza donde como algunos cacahuetes, pero estoy poco rato, ya que hacia bastante frío y comenzaba a soplar viento.
Se continúa el Camino en dirección a Villamayor de Monjardín, que se encuentra sobre una cima algo elevada. Antes de ascender a dicha población nos encontramos con la Fuente de los Moros, que es un pequeño edificio cubierto, al que por medio de unas escaleras se baja hacia la fuente; parece una especie de termas.
En Villamayor de Monjardín encontramos a más peregrinos y un pequeño refugio, donde me dice la hospitalera que, por fín, había llegado un español, pues hasta aquel momento todos los otros eran extranjeros; más tarde ya vinieron los demás peregrinos. Alli la gente descansó un rato y nos hicimos unas fotos.
Más tarde reinicié el Camino en dirección a Los Arcos, lugar donde los peregrinos tuvimos tiempo para visitar por la tarde la Iglesia de Santa María de Los Arcos. Allí, el parroco nos entregó unas estampas y nos pidió que rogaramos por el Papa, ya que, al parecer, ese día en la plaza del Vaticano había mostrado ya signos de que se encontraba muy enfermo. Fue la primera noticia que yo tuvé de ello y no presentí lo que pasaría dentro de unos días. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: